miércoles, 3 de junio de 2009

Cosas que odio del transporte público

Hola a todos. Alguna vez comenté en un post que originalmente no deseaba imprimir demasiado de mí en los posts. Deseaba hacer al Signo de La Espada lo más anónimo y distinto de mí que fuera posible. Sin embargo no tengo más personalidad que la que tengo de por sí y sería bastante cagado que escribiera los cuentos y solo los cuentos, en lugar de ser educado y saludarlos a ustedes mis queridos lectores.

Además, ya hice varias entradas en las que hablo de mis cosas, así que ahora me chingo y le voy a echar una entrada personal pero sobre un tema que seguramente muchos de ustedes han vivido de manera similar a la que describiré. Así pues, doy inicio.

De los conductores.
Primero de ellos porque son un mal necesario. Pobres seres incomprendidos, el mundo es injusto con ellos.
No dudo que hay conductores decentes y me consta, pero muchos de ellos lo son, pero hay otros tan mierdosos...

1. Que el conductor se sienta que está en rápido y furioso.
Es cagantísimo que los conductores de las rutas vayan carrereando unos con otros, que se acelenren de pronto y se enfrenen si aviso. Qu cuando uno apenas se está sentando se arrancan y les vale verga que se trate de un anciano o una mujer embarazada. Arriesgan su vida y la de sus pasajeros solo por ganarle 4.50 varos al compañero que viene atrás. Están tan mal pagados que lo único que les interesa es "sacar la cuenta" es decir una determinada cantidad que les exige el dueño de la unidad. Y eso estriste porque les cueta mucho riesgo alcanzar un buen nivel de vida, pero difícilmente encuentro justificado que por esa prisa maltraten a los usuarios.

2. Que el conductor le diga al pasajero "amigo", "amiguito", "broder", a las chicas "reyna", "mamita" "mi vida".
Uta. Por lo regular procuro ser amable y amistoso y no sé si peque de engreído, pero amable conductor NO SOY TU CUATE!! Y sobre todo el tono mamón en el que lo dicen algunos.
Y eso de decirle "mamita" a las damas.... bleh, yo sé que en mi pueblo es una costumbre muy arraigada eso de hablar de mamita, mi vida y pendejadas por el estilo. Pero por alguna razón me hincha las pelotas eso. Y en particular si se lo dicen a mi novia. (chingao)

2.1. Que el conductor se quede como idiota viendole las nalgas a las pasajeras cuando se bajan de la unidad.
La puta que los parió, qué nunca en su puta vida han visto una mujer, malnacidos?? Me lleva la reverga cuando veo eso. Si no les pongo una cagona o una putiza es no más porque soy demasiado civilizado para eso, pero créanme que ganas no me falta. Que los capen, gandules!!
2. 2. Que el conductor trate de ligar con una pasajera.
Esto es de lo más (y odio ese término, pero me veo obligado a usarlo) patético que me ha tocado ver en el transporte público. Me parece verdaderamente miserable, pobreperrezco que el conductor se traiga sus aires de galán y le tire el can a las pasajeras. De manera especial me parece enfermizo, inquietante, indignante que le tiren descaradamente el calzonazo a las chicas de prepa o peor aun... a las de secundaria.

Recuerdo dos cosas en particular:
1. Una chavalilla que se desempeñaba como "checadora" una especie de supervisora del tiempo que tardaban los conductores en llegar a la base. La "checa" es el apodo genérico para quienes desempeñan ese cargo. Pero esta persona tenía un mote muy particular: "la chamaquita" le decía así porque eso era. ERA, porque un bribón malparido, chofer de otra ruta, le robó su inocencia y la abandonó. Ahora debe tener unos 16 o 17 años y una niña de 3 años. Puto malnacido

2. Un vato que andaba tratando de ligar con una chica japonesa. Aquí en Tuxtla han estado llegando personas de Japón para realizar prácticas laborales en las filiales de Mitsubishi, Toyota y demás. Pero por alguna razón, parece que les enseñan otro español, digo esto porque parecen no entender lo que la mayoría de la gente les dice, aparte de lo ceremoniosos que son. El choque cultural les cae como cubetada de agua fría, eso de que lleguen y les pregunten la hora o les hagan plática sobre el clima como acostumbramos nosotros, pues a ellos les cae como puñetazo en la nariz, simplemente no lo entienden... y luego llega este verrrrrrga, tasajo de mi reata, animal de monte con su hablado todo atropellado en su pinche jerga y con una sonrisota de oreja a oreja con cara de "vente pa'cá mamita" ¡joeputa! Llegó un momento en el que la chava le dijo: "no le entiendo" y se cambió de asiento con cara de que ya estaba hasta la madre de ese chavo.
Por eso si se topan con un japonés, tengan la amabilidad de hablarles en un español muy correcto o en inglés, porque si no no entienden ni madre.

3. Que salgan con que "no hay cambio"
A veces uno no cuenta con la cantidad exacta para cubrir la cuota del transporte. No más se trae uno de a 50 o de a 100. Yo sé que es complicado eso de conducir a una velocidad constante, (tiene que llegar en una determinada cantidad de tiempo a su base y cubrir determinada cantidad de recorridos porque si no los castigan: les impiden hasta 10 turnos lo que equivale a que les bajen varo, que según la ruta, también tienen que pagar una especie de multa) sé que es complicado hacer eso y al mismo tiempo cobrar y hacer la cuenta para entregar bien el cambio pero... PARA ESO ESTÁN ENTRENADOS, COÑAZO!!
Usualmente, por lo menos en mi estado, los conductores del transporte público tienen cajitas de madera en la que colocan las monedas con las que les pagan. A veces les he pagado con uno de a 50, tienen la cajita llena de monedas de 10, de 5, de a peso de 50 centavos y te salen con la mamada esa de: "no tengo cambio, amigo" PUTA MADRE QUE TE PARIÓ A TÍ Y ATODA TU PROLE DE SIMIOS. Hijo de la chingada, encima le tiene que agregar eso del "amigo" ME CAGO ENCIMA DE TUS ANCENTROS, MALPARIDO, TIENES LA PUTA CAJA LLENA DE CAMBIO, MARICÓN!!

4. Que no suban pasajeros de la tercera edad.
En el estado de Chiapas y me imagino que en casi todos los estados de la República Mexicana, los ancianos están beneficiados por un descuento en el transporte público. No recuerdo su pagan 2.50 o 3 varos. El caso es que yo he visto que muchas veces los conductores no se detienen para que los aborde un ancianito, en particular si ya llevan una cabecita blanca
"Es que no me sale la cuenta, mamita" es el pretexto que dan. Pinches ojetes, eso es faltar a los derechos humanos y además es no tener ganas de chambear, como si no subieran más gente. Luego suben a sus cuates o a sus queridas y no les cobran y no salen con la misma mamada.

5. Que no mantengan limpia su unidad.
6. Que la unidad tenga luces chíngamelosojos.

Detesto cualquier automóvil que sea un antro ambulante... simplemente desprecio a todo aquel remedo de ser humano que adorne su automóvil con luces jodelojo, chispas y que además traiga los buffers hasta el culo.
Me recaga la madre cuando vienen oyendo cumbias o duranguense o leguetóng. O a Amanda Miguel y Diego Vergader.
Odio cualquier música que se "escuche" mejor dicho se exponga a alto volumen
6.1 que se detengan media hora en las paradas y se la pasen pitando. Ellos creen que la gente entiende que el pitido es para llamarlos y ahí están duro y dale al claxón. No saben hablar, no entienden que el que se quiera subir se va a subir, COÑO. Tienen una extraña fijación con el pito.


De los pasajeros. Ah porque la experiencia de viajar en un transporte público la hacemos todos.

1. Cuando te subes y queda un solo lugar y la gente no se acomoda para que entres en ese lugar. O traen las patas estiradas y no te dejan pasar. Pinche gente egoísta, se quejan de que van incómodos, pero no se quieren sentar bien para que todos vayan lo menos incómodos posible.

2. La gente que va sentada con las patas abiertas
A veces no está tan lleno el transporte y se comprende que uno vaya así, pero cuando empieza a llenarse, te haces a un lado y dejas que la gente se siente, por pura amabilidad y sentido común. Ah pero hay cabrones que van sentado como si estuvieran en la sala de su casa y van embarrados en el asiento y con las patotas abiertas. En más de una ocasión he tenido que cerrarles las patas a esas personas por la fuerza.
"hey verga, qué te pasa?" No van en la sala de tu casa cabrón. O en otra fue una mamada así: me queda mirando y le digo: porque no te acuestas si quieres. Y cuando te bajes te llevas el asiento. VERGA

3. La gente que va haciendo ruido con el hocico.
M
e toca los cojones la gente que hace esto. Me encojona sobremanera que va uno tranquilo por la vida y de pronto el wey o la weya de al lado empiezan tris clak tris clack. tras tras tras, tratando de sacarse un pedazo de comida de entre los dientes... puta que asco me dan pinche ruido nefasto hasta la chingada. Entiendan que eso se puede hacer de manera màs discreta CON EL HOCICO CERRADO
La otra categoría es la gente que hace ruidos con el chicle... como me emputa que lo atoran en el paladar, lo jalan con la lengua y plac! chas chas chas plac! recontra cagante el puto sonido. o los que hacen bombitas entre los dientes PINCHE GENTE OCIOSA!!

4. los güeyes que van con su celular oyendo música a todo volumen.
NO
sé si la intención de esos cabrones es presumir su puto celular, pero por lo regular tienen un sonido de la mierda... pinches tiesos cómprense sus putos auriculares.


5. Que el o la de al lado o enfrente te quede viendo como si fueras el hombre o mujer de su vida.
Puta madre, son pocas cosas tan cagantes en este mundito como eso de ir tranquilo por la vida y de pronto sentirte observado... no sé como explicarles esto, quizá las damas lo entiendan mejor, pero es que cuando alguien te queda viendo se siente. Y volteas a ver y así sea una guapa mujercita, una quinceañera con corazón de pollo o una freak, nerda, o un gay "moderado" o uno descarado o una "loca"... sea quien sea, esté como esté.... siempre es de lo más incómodo.
¿Qué no puede un adonis como yo ir tranquilo sin ser blanco de miradas impúdicas?
Es tan incómodo...


Y ustedes, cómo viven su experiencia en las unidades de transporte público??

10 comentarios:

Zed dijo...

Acá en el D.F. el transporte público semeja las camionetas norteñas para arrear ganado porcino.

Porque de POR SÍ NO saben conducir... snif.

tooru_magami dijo...

en mi ciuda de León guanajuato el transporte es un viacrucis y mas en hora pico, primeramente tenemos al trasnporte publico tradicional, por su forma de manejar parece que llevan animales en vez de personas, son uns brutos tremendos y estoy segura que siempre andan drogados... ¬¬ y concuerdo contigo, me caga PERO ME SUPERCAGA que los pinches viejos se nos queden viendo el trasero cuando bajamos o las boobies cuando subimos me dan ganas de darle una patada en los cojones tan fuerte como para hacerlos eunucos!!! ><; y por otra parte nos topamos con lo que llamamos "orugas" que son como el metrobus del d.f. (solo que verdes) ahi, si los conductores se andan con mas cuidado y tiene la ventaja de tener un carril exclusivo, ahi lo que mas me cagan son los pasajeros, en hora pico esta super aperrada la pinchi oruga... y por lo mismo APESTA hay weyes que parece que no se han bañado en años!!! me dan ganas de subirme con un paquete de toallitas humedas, desorante en aerosol y unas mentitas y darles una pequeña indirecta para que los usen... y aun peor, cuando una persona de la tercera edad o con alguna discapacidad se sube los muy ogts se hacen weyes para no tener que ceder los asientos correspondientes... Pero creo que en nuestro querido México y en todas sus ciudades tenemos esos "asuntos" con el transporte publico...

Almendra dijo...

Yo también los odio, y mas me choca que te subas al antro-bus... luces, música naca a todo lo que da, las chicas ligando con los camioneros...

Andrés Borbón dijo...

Independientemente del tema que abordas, creo que muchos comienzan (o comenzamos) un blog con la intención de que sea anónimo, pero eso está mal, desde mi punto de vista. ¿Por qué? Porque un blog es, ante todo, una conversación, y es como pedirle al lector que converse con un individuo enmascarado y con la voz modificada electrónicamente. Al lector, por lo general, le gusta saber a quién tiene enfrente. De todas maneras, todo aquél que persevera y consigue que su blog continúe a lo largo del tiempo, termina revelando muchas cosas sobre sí mismo, tantas que al final el anonimato ya no sirve de nada. A mí me sucedió algo semejante en el blog: Jamás hablaba de mí, hasta que poco a poco comencé a "relajarme" y bueno, tu has visto que hasta mi foto puse en la cabecera. El objetivo es tratar de establecer un diálogo más abierto, más directo, más genuino con el lector. No es por vanidad, como muchos podrían pensar, sino por dar la cara y hablar frente a frente con el lector, sin la ventaja que nos brinda el anonimato. Eso implica arriesgarse un poquito a ataques personales, pero por otra parte se siente bien no tener que andarse disfrazando y el diálogo se vuelve más auténtico.

Bueno, creo que ya me extendí demasiado. En todo caso, te felicito por la decisión de mostrarnos un poquito más quién es "El Signo de la Espada"

Signo de la Espada dijo...

Zed: sirol, he tenido la mala fortuna de treparme a los peceros chilangos. No puedo decir que todos son una mamada, por lo menos no el que me llevaba del cinvesbar a la estación de potrero, pero de ahí en fuera... puuuta, pa que te cuento.

tooru:
Aquí en mi pueblo han arrestado a varios por manejar ebrios, deberían plantarles cara y exigir que les hagan antidopaje. Ojalá estés equivocada, qué peligroso.

Y sí, los odio cuando andan de mirones.

Con respecto a lo de las orugas: creo que entonces estoy en el paradise y también
"cuando una persona de la tercera edad o con alguna discapacidad se sube los muy ogts se hacen weyes para no tener que ceder los asientos correspondientes"

ME CAGA LA GENTE MIERDOSA!!!

Almendra:
Chicas ligando con los conductores?? NO es al revés?? AAAAAH QUÉ HORROOOOORR!!!

Andrés:
"blog es, ante todo, una conversación, y es como pedirle al lector que converse con un individuo enmascarado y con la voz modificada electrónicamente."

Si lo pones así me da vergüenza y me siento como el pato Donald cuando acusó injustamente a sus sobrinos de que estaban fumando y que se hizo chiquiiiito chiquito...
Sí, poco a poco se irá develando más del Signo de La Espada, je parece que le cae bien a algunos ;)

[MnS] dijo...

Para amenizar el post, algo divertido: ¿jamás te has subido con un conductor primerizo? Es de lo más botana que te puedas imaginar; no saben ni para dónde irse.

Ja, ja.

Signo de la Espada dijo...

MnS:
jajjaa sí es cierto, jejeje, me ha sucedido un par de veces, no tiene precio ver su caara de ansiedad, jajaja

malbicho dijo...

todo lo que dijiste es cierto y acá en el defe se multiplica por el tamaño de la ciudad y el número de sus habitantes, no me quiero extender mucho, pero lo que verdaderamente me indigna es que no se le de el lugar a una persona que lo necesita más que el huevón o huevona que va echadote como si fuera de la realeza; no hablo de la caballerosidad galante y perrona que hace que los tipos se paren a darle el asiento a una mujer ´ay más o menos, sino a la patanería de dejar parada a una persona discapacitada o anciana, a una mujer embarazada o cargando a un niño pequeño... eso sí me hace bien ojete de hombres y mujeres, porque escudándose en su "femineidad" hay viejas que se hacen las que la virgen les habla y nomás no se paran, hay jóvenes de ambos sexos bien pinche indolentes con sus ipods o sus mp3 que ignoran las peticiones a ceder los asientos designados a personas ya mencionadas, y hay todavía hay peores todavía, hay los que contestan groseramente si se les invita a que los desocupen

pero mira, hasta me enmuiné -je-

Signo de la Espada dijo...

Malbi:

Maldita sea ese tipo de gente mierdosa

Anónimo dijo...

jajaja debo aceptar que yo incurro en el punto 5. Shame on me.

También cuando es la hora de salida de primaria y secundaria los niños se suben al transporte con sus mochilotas estorbosas con 435434345 libros y si van parados en lugar de que las bajen tienes que empujarlos con todo y mochila para poder pasar.

Más y más tajos parecidos

Related Posts with Thumbnails