miércoles, 13 de mayo de 2009

Iba a hacer un post chingón, pero...

Muchachos, quiero decirles que hoy quería hacer un post friki o continuar con las biografías, pero tengo que dejar eso un rato debido a que ya se acerca la fecha de mi examen profesional. El viernes presento mi tesis en el Laboratorio Estatal de Salud Pública y aparentemente el lunes es mi examen. Como me confié y dejé de practicar la presentación con mis asesores, me oxidé un poco y hoy hemos encontrado maneras más chidas de presentar la presentación (válgase la rebusnancia) y total, que no puedo dedicarle demasiado tiempo al blog en lo que resta de la semana. Entonces los voy a dejar con la segunda parte del capítulo 2 de mi novela, capítulo que lleva el nombre de Manada y que culmina así:

La casa de Rogelio estaba en una esquina y en la esquina contraria la manada se encontraba platicando y bebiendo. Bernardo estaba orinando a medio callejón, junto con Homero y Gerardo.

- Un mexicano nunca orina solo, cabrones. – le dijo a sus compañeros.

Sentado, mientras una refrescante llovizna caía sobre ellos, Bernardo contempló a sus amigos y recordó el último día de clases en la secundaria. Ese día había caído una tormenta sobre la ciudad. Bernardo estaba feliz, henchido de satisfacción porque se terminaba ese ciclo y porque hacía un tiempo muy fresco, pero a la vez estaba triste porque sentía que no volvería a ver a sus compañeros, a sus amigos. Ese día rondaba en su cabeza una de las melodías más tristes que había escuchado a sus quince años, se llamaba silencio o al menos así decía que se llamaba en el cassette. De vuelta al momento, Bernardo sintió como que no había pasado más que un día después de ese último día de clases en la secundaria. De pronto se levantó y abrazó a Luís y a Rogelio, que estaban parados.

- Vamos por otras chelas, yo disparo.
Para esa hora, casi las cinco de la mañana, los faroles de la calle parecían haberse rendido a la brumosa oscuridad que reinó esa noche. Cerveza en mano, la manada se dirigía de regreso a casa de Rogelio. Al dar la vuelta en una esquina, Bernardo sintió escalofríos y se detuvo en seco al ver a un gato negro. El animal también se detuvo y no quiso cruzar la calle como aparentemente iba a hacer, sino que regresó sobre sus pasos.

- Das mala suerte, cuate.- le dijo Víctor.- Por eso se regresó el gato.

Cerca de donde desapareció el gato, había una ceiba de tamaño mediano, un árbol joven. Las sombras parecían más espesas alrededor del árbol, a pesar de que era el único punto de esa calle que no estaba cubierto de neblina.

- Hazte para acá, Luís.- dijo José.- Casi no te veo. O sonríe para que sepa donde andas.
Luís le respondió con una seña obscena.

- ¿Me paro al lado de la ceiba, pa’ que me jueguen?- preguntó Rogelio haciendo alusión a la superstición local de que las ceibas albergan espíritus malignos que gastan bromas espantando o dejando estupefacta a la gente.
- A ver, pues. – lo retó Roberto.
- Ah, tú primero, güey.
- Tú, güey, a ver si muy chingón.
- Va, pues- respondió Rogelio haciendo ademán de acercarse a una superficie cóncava del árbol, casi de su tamaño.
- ¡Qué chiste! Ya eres fantasma- dijo Roberto, tomando del brazo a su amigo.
- Y tú ya estás bien muerto.- Tras la risa de todos dijo.- Voy pues.- Y se acercó a la oquedad.
Justo en ese momento, Bernardo sintió que se le abría un hueco en la boca del estómago y también sintió como si una sombra lo abrazara, giró la cabeza hacia la ceiba y estiró el brazo
- ¡Fantasma, no!- gritó acercándose tratando de detenerlo.

La preocupación de Bernardo no estaba infundada, tuvo un mal presentimiento que para desgracia de todos, se cumplió: la oquedad que parecía nicho se abrió y se tragó a Rogelio y no había indicio alguno que hiciera suponer que eso era algo bueno o que tendría una solución sencilla.

15 comentarios:

Educavent dijo...

Te lo dije hace algún tiempo, y te lo repito ahora, cuenta con nuestro apoyo y todas nuestras buenas vibraciones para este momento.
No me cabe la menor duda que se verán coronados tus esfuerzos.
Un abrazo y éxito en el tramo final

LiLitH 2.0 dijo...

.. interesante el giro qe tomó la historia.. jep, no sé xq me acordé de la 'abuela árbol' qe sale en pocahontas =þ

.. aah.! iia verás qe te irá bien, ajajaj.. qieres qe soborne a mi jefe.? o lo 'hipnotizamos'.? xD
espero no suceda como el chiste qe contó aiier 'césar' .. O.o

.. en fin, mi presentación es el 29 de este mes.. ñañaña.. a ver qé pasa..

.. weno, qe estés bien..
pásala bonito.
iio tmb te deseo éxito =)

.. adjÖ.!

Zed dijo...

Un mexicano nunca mea solo...

Mayor verdad no existe.

Edgar Valdés dijo...

Qué tal. Andaba yo por estos rumbos de dios y me topé con este blog.

Está muy bueno, por acá andaremos.

Un saludo.

[MnS] dijo...

No tengo otra cosa qué decir más que: ¡MUCHÍSIMA SUERTE!

mayito dijo...

Suerte, carnal, echale ganas y todo saldrá bien.

Sobre el capítulo... me quedé con cara de WTF un momento, y luego sonreí. Va por muy buen camino, espero con ansias el segundo capítulo.

Saludos.

Signo de la Espada dijo...

Educavent:

Muchas gracias amigo, te lo agradezco de verdad.

Lilith
abuela árbol?? jajajaja
Oye, mejor hipnotízame para que no la cague. jejejeje pero mejor no, puede resultar como en el cuento del Caba.
Muchas gracias.

Zed:
A güevo!! jejejeje

Edgar:
Bienvenido seas a este cuchitril. Hombre, gracias por la visita, te esperamos de nuevo por acá.

MnS:
Gracias, quizá la necesite. De veras te lo agradezco.

Mayito:
Precisamente lo que me causa nervios es que le tengo que echar ganas, jajajajaja. Gracias, cuate. Muchas gracias.

Postearemos otros dos capítulos en otro momento. Saludos

Mantovanni dijo...

suerte con ese examen!!

Andrés Borbón dijo...

La mejor suerte del mundo. Seguro te va a ir de lujo, ya verás. De todas formas, a prepararse al máximo. Nunca está de más.

Signo de la Espada dijo...

Mantovanni:

Te lo agradezco mucho, carnal. Gracias.

Andrés:

Sospecho que tienes toda la razón en cuanto a que me irá bien, jejeje, pero como bien dices, es preerible prepararse al máximo y en eso estamos. Muchas gracias, amigo

cesarcaba dijo...

Que te vaya bien en tu examen pues si no sale ninguna chamba te acompaño y si sale pues ni pedos ahi nos vemos en el pachangon...., jejejeje Bueno yo creo que me voy a getear por que aunque no tengo sueño ya me debo dormir... tengo un reporte que entregar mañana aunque me queda todo el tiempo del mundo...

lavega dijo...

Uff, vengo llegando!, acabo de leer tu post, y bueno ojala que el examen haya salido con un apabullante nivel de aceptacion. Felicidades!!

jota pe dijo...

-- pues a estas horas ya de haber sido la titulation, feliciadfes de nuez y que esperas para contar! ojala que la cruda te lo permita, juar juar juar!

El Signo de La Espada dijo...

cesar:

Hey hermano, ni pedo, a hacer tarea!
Te agradezco infinitamente que me hayas acompañado a mi examen.

lavega:
muchas gracias, camarada, muchas gracias.

jotape:

al rato lo cuento, mi carnal

neoexisten dijo...

Aunque hace mucho tiempo de ese cuento que escuche salir por tu boca, ha encontrado sustento en las letras y el pasar de tus manos, de tu tinta, sobre las hojas.

Felicidades, aunque el parecido entre los aparecidos en el cuento, es tanto tanto que aveces siento que cuento con mis propios versos el cuento, entonces , se vuelve fundamento

Muy buen rayòn,y aunque ya paso la situación de tu evaluación, esta es otra cancion, Felicidades Mi buen, y a seguir con tu canción.

Ya sabes...cuidate

Más y más tajos parecidos

Related Posts with Thumbnails