miércoles, 15 de abril de 2009

Cuentos por entregas: Ellos escuchan FINAL

CHAMAAAACOS!! QUIEREN QUE LES CUENTE UN CUENTOOOOO??

Hola lectores, disculpen, no pude evitar hacer la imitación de Brozo, el payaso tenebroso, jeje

Antes de encomendarnos a Ctuhlu, que diga, antes de entrar en materia, es decir, la segunda parte del Ellos Escuchan, quiero platicarles que según una herramienta web que se llama webstat tuve cerca de 1000 visitas el mes pasado. Varias de ellas fueron de mis lectores habituales, las cuales no dejo de agradecer, pero la mayoría fueron de lectores (o más bien visitantes) nuevos.

Las estadísticas que me dieron en ese sitio era muy completas y me decían de donde me visitaban, si llegó directamente al blog o si llegó de algún sitio en particular, que buscaba, su proovedor de servicios de internet. Les voy a presumir algunas.

Referrers Referrals
images.google.com.mx 26
blogger.com 13
tecnoculto.com 12
images.google.es 9
images.google.com 8
images.google.com.co 6
images.google.cl 4
images.google.co.ve 3
images.google.com.ar 2
images.google.com.bo 2
lagartijaconalas.blogspot.com 2
google.co.il 1
patitoproductions.blogspot.com 1
vidanadamas.blogspot.com 1
kabezatimes.blogspot.com 1
images.google.sk 1
images.google.com.py 1
images.google.com.br 1
images.google.com.uy 1
images.google.com.pr 1
elfanzinedemalbicho.blogspot.com 1

Gracias a San Google, a Andrés Borbón de Tecnoculto, a Ministry of Silly Walks, de qué cenó Pancho, a Jota Pe de Patito Productions, a Zeta, de Crónica de un alma errante, al Maestro Kabeza, de kabezatimes, y a Malbicho del fanzine.

Ora las búsquedas:

Referrers Keywords Referrals
images.google.com.mx blue mary hentai 3
images.google.com.mx cammy hentai 2
images.google.com.mx misato hental 1
images.google.sk sabla ox-tail dao 1
images.google.es juegos hentai 1
images.google.com.br cammy white 1
images.google.com.uy cammy hentai 1
images.google.com.py china espadas 1
images.google.com.mx espada de tae kwon do 1
images.google.cl fotos cammy hentai 1
images.google.com.mx rei ayanami hendai 1
images.google.com.co transmision de tuberculosis en bovinos 1
images.google.com.mx karin anime kof 1
images.google.com.bo chiste del positivismo 1
images.google.com.ar ryu gif 1
images.google.com espada azul doble hoja 1
images.google.es chun li cammy 1
images.google.com.mx caricaturas porno hentai 1
images.google.com blue mary 1
images.google.es espadas de antenas 1
images.google.co.ve cammy white hentai 1
images.google.com.mx baston geek 1
google.co.il i am freak anime frikiness 1
images.google.cl blue mary hentai 1
images.google.com.mx si existio wiliams walace fotos 1
images.google.com kopis 1
images.google.com.mx nueva apariencia de bob esponja 1
images.google.com.mx xifos 1
images.google.cl mai, mari blue 1
images.google.com.mx animaciones hentay 1
images.google.com.mx pene grande 1
images.google.com hentai anime lesbianas 1
images.google.com.co imagenes blue mary kof 1
images.google.com.bo tuberculosis osea vias de transmision 1
images.google.com.co tuberculosis bovina 1
images.google.com.mx shamsir 1
images.google.com.mx rei ayanami hentai 1
images.google.com.mx mai hentai 1
images.google.es asterix y obelix dicen la mision 1
images.google.com.co ryu filetype:gif 1
images.google.com.mx bleu mary 1
images.google.com.ar rei ayanami porno hentay 1
images.google.es agente causante de la tuberculosis bovina 1
images.google.com.mx blu mari kof hentai 1
images.google.es tipos de espadas 1
images.google.com.co pene 1
images.google.com.co blu mari y mai 1
images.google.com.mx chun lee hentai 1
images.google.com macuahuitl for sale 1
images.google.es india hentai 1
images.google.com.mx bola en el pene 1
images.google.com.mx cammy white 1
images.google.com.pr perrillo espada 1
images.google.co.ve pene 1
images.google.com ryu vs ken gif 1
images.google.cl hentai galeria 1
images.google.com tuberculosis en perros 1
images.google.com.mx pene de un hombre 1
images.google.es verdadera espada de la cimitarra 1
images.google.com cammy white 1
images.google.com.mx los simpson vs bob estronja 1
images.google.co.ve espada china verde 1
images.google.es espada original de william wallace. 1

Los exploradores y los sistemas operativos
Firefox 3.0 43
MSIE 7.0 35
MSIE 6.0 18
Chrome 1.0 5
Firefox 2.0 4
MSIE 8.0 2
Safari 3 1
Firefox 3.1 1
MSIE 5.0 1
Google Wireless Transcoder 1

Operating System Visits
Win XP 76
Win Vista 30
Linux 3
Win 2000 2

Como pudieron ver, muchos visitantes entraron a buscar frikadas, hentai y cosas así, pero otros buscaban información sobre la tuberculosis bovina y por ello es que decidí escribir las entradas con esa información, para que encuentren información seleccionada y bien hecha, jeje.


Ahora sí, mis estimados lectores, ahí les va la segunda y última parte de ellos escuchan.

Al día siguiente Ana María invitó a Agustín a comer y a quedarse a dormir en su casa. Agustín no contestó, pero Ana se lo llevó de todas maneras. Cuando comieron, Agustín engullía con avidez a ratos, luego volteaba desesperado a todos lados y tomaba los cubiertos con apatía, apenas miraba el plato. Ana lo apremiaba a comer y se calmaba un poco y continuaba comiendo. En la madrugada, Ana María se encontró a su amigo en la cocina, con la mirada perdida.

- ¿Estás bien? ¿Quieres tomar algo?

- No me deja dormir- respondió el joven aun con la vista perdida.

Ana sirvió un vaso de leche y lo puso delante de su amigo.

- Bebe, te sentirás mejor. Ahora dime, ¿cómo es que no te deja dormir? ¿Te dice algo?

- No puedo respirar.

En efecto, la cara de Agustín se coloreó de azul, Ana lo llevó a la ventana y lo abanicó, Agustín mostró mejoría.

- No me deja descansar, me acalora, me quema, pero es un fuego que no se ve, no se huele. Se siente, pero no se siente, solo me quema, me quema. No me deja dormir…

Ana María abrió el refrigerador y sacó una jarra de agua helada, la derramó sobre la cabeza de su amigo, esperando que recobrara su lucidez, lográndolo solo a medias.

- Ana, lamento que te tomes tantas molestias por mí, te agradezco tu preocupación y yo quisiera poder decirte que es lo que me pasa, pero ni yo mismo lo sé. Me siento muy cansado, quisiera dormir un poco.

- Está bien Agustín, que bueno que puedo verte en mejor estado. Después sabremos qué es y qué podemos hacer al respecto. Por ahora, procura descansar.

Ana revolvió un par de gavetas y encontró un somnífero y se lo dio a Agustín.

- Espero que te sirva.

El somnífero no surtió efecto. Durante un par de semanas, Ana María se quedaba en casa de Agustín o bien Agustín se quedaba en casa de Ana, poco a poco Agustín iba tranquilizándose y recuperando peso, se le veía mejor, aunque en las noches susurraba nombres extraños y sus manos le temblaban. En una ocasión, Ana tuvo que salir de viaje y dos días después de arribar a su destino, cayó enferma y la hospitalizaron, prolongándose su estancia en esa ciudad por 2 semanas. A su regreso, Ana encontró a Agustín más taciturno y se volvía más hosco cada día. Los maestros ya estaban hartos, lo expulsaban de sus clases a causa de su falta de atención. Algunos lo acusaban de drogarse. Ana entró en su defensa.

- Acusan falsamente a Agustín- dijo Ana a uno de sus profesores- traten de comprenderlo un poco, no es el alumno perfecto, pero es buen estudiante. Yo lo conozco bien y sé que no usa drogas.

- ¿Ah, sí? Entonces, ¿cómo explicas que falte a clases o que no ponga atención y tenga tan altas notas? El curso se está terminando y tu amigo podría reprobar por faltas o ser expulsado, acusado, investigado y procesado por uso y posesión de sustancias ilegales y lo más seguro es que no crean en tu palabra, Ana María. Yo en tu lugar me ocuparía de ponerme al corriente, faltaste dos semanas, ¿recuerdas? El curso se está terminando…

- Maldito – dijo Ana, entre dientes.

Al siguiente día, Agustín estaba muy mal. Se le veía muy concentrado, ya no tenía la vista perdida, ahora, parecía estar muy afanado en escribir o dibujar, sin embargo, no podía sostener los lápices y parecía querer hacer flotar el cuaderno. Tomaba las cosas con sumo cuidado, pero sus manos no le respondían. Usaba sus manos como si fueran las tenazas de un cangrejo o bien trataba de sostener las cosas con ambas manos, pero no utilizaba los dedos, trataba de manipular objetos con las manos dobladas hacia delante, entre las muñecas. Lo peor fue cuando Ana quiso hablarle, Agustín no podía hablar, solo profería sílabas inconexas, parecía que trataba de hablar usando solo los labios y el diafragma, sin utilizar la lengua o la mandíbula.

- ¿Qué te hicieron? ¿Agustín, qué tienes? - preguntó Ana a punto de llorar.

- Ubxlak- lan gxejlash, muriunda gjvulajskhsh

- No puede ser… Tengo que llevarte a un hospital.

Nadie se había percatado del estado de Agustín, lo cual era, en parte, favorable, dado que si alguno se hubiera percatado, las sospechas de drogadicción de Agustín se habrían agudizado. La situación se puso tensa. No para Agustín, este no tenía idea de los rumores y las acusaciones, él no estaba al tanto de que corría peligro de ser expulsado de la escuela, sin embargo él tenía un sufrimiento mayor, algo que acaparaba toda su atención y era la causa de todo aquello por lo que estaba pasando el muchacho Era algo intangible, inconcebible, quizá, pero ahí estaba, estaba haciendo daño, mucho daño. Para Ana era evidente que la vida de su amigo peligraba, incluso llegó a pensar como los demás, que en serio Agustín estaba usando drogas. A él no le importaba, pero a Ana sí. Repentinamente, Agustín comenzó a convulsionar. Ana reaccionó lo más rápido que pudo para ayudar a Agustín, lo abrazó y trató de levantarlo y hacerlo caminar, pero no reaccionaba, sus pies no le respondían, parecía que quería mover unos tentáculos, extremidades sin huesos y no miembros con articulaciones. Ana María utilizó toda su fuerza para sostener al atribulado Agustín, lo rodeó por detrás y colocó los pies de su amigo sobre los suyos y sostuvo sus brazos para que no se movieran y de esta manera lo llevó hasta su automóvil, rezando para que nadie los viera, porque abrazados así podrían llamar mucho la atención. Tuvieron suerte y nadie los vio.

En el camino, Agustín recobró la conciencia, sudaba a mares, era sudor frío. Temblaba y tenía los ojos llorosos.

- Te lo ruego, no me lleves al hospital. Llévame a mi casa… Te lo ruego…

Una vez en casa de Agustín, este se dio una ducha. Ana lo invitó a sentarse y hablaron.

- ¿Ahora qué pasó? ¿No te deja escribir?

- Al contrario, quiere que escriba, me obliga a escribir, pero no quiere que escriba en ningún idioma humano, no quiere que escriba como humano, me obliga a moverme como un invertebrado.

- ¿Cómo es eso? ¿Cómo lo hace si no puedes tocarlo? ¿Cómo lo sabes si estabas inconciente?

- Ojala hubiera estado inconciente, pero no fue así, Ana, en todo momento presencié el horror de ver mis funciones transformadas, no sentía que mi cuerpo era controlado por una fuerza externa, no Ana, fue mucho peor y más complejo, espero poder explicártelo, sentí que la orden de mover un pie, por ejemplo, era bloqueada y recodificada y de esa manera es como trataba de moverme, trataba de pedir ayuda, de salir corriendo, pero no podía, yo vi todo lo que hice, recuerdo gran parte aunque no comprendo gran cosa y lo que apenas comprendo me causa el mayor de los horrores, yo… - Agustín puso la vista en blanco- vienen de muy lejos, perseguidos, buscan… ellos son…

Ana María se hartó, tomó a Agustín por el cuello y lo lanzó contra la pared, lo abofeteó un par de veces y vociferó:

- ¡Maldito drogadicto! ¿Sabes cuántas malas pasadas he pasado por ti, inmunda sabandija? – Le escupió en la cara- ¡Hasta me enfermé! Te defendí ante esos imbéciles y ahora resulta que tenían razón. Ahora, habla, ¿Qué diablos te metes?

- Ellos son los protectores de los saberes secretos, ellos conocen la verdad… los padres de nuestros padres los conocieron y quisieron apoderarse de sus conocimientos… ellos los sometieron… ellos escuchan…

Ana enrojeció de cólera y hundió su puño con todas sus fuerzas en el plexo solar de Agustín y luego, en la misma zona, con mayor violencia, estampó su rodilla. Agustín se dobló de dolor y la chica hizo descender su codo a toda velocidad sobre la nuca del joven y lo derribó. Ana se limpió un líquido que le brotó de la comisura de la boca, era sangre mezclada con saliva, le sangraron las encías por la desesperación.

- ¡Estúpido! No digas sandeces, de seguro todavía estás intoxicado, dime ¿qué pasó? ¡Habla ya, maldita sea!

- Vermis Mysteris- respondió Agustín, aturdido, tratando de levantarse- no sé cómo llegó a esta ciudad, simplemente lo encontré en la desconchabada biblioteca, lo robé. Pero eso no es todo, hay otro libro, Unausprenchillen Kults, el libro de los cultos innombrables, también lo robé… yo ya sentía algo en el ambiente, ya sabía que hay algo inmerso en todo lo que percibimos… por eso me interesé en la demonología, en los fantasmas, pero esto va más allá de todos los conceptos de los que hemos tenido noticia, esto va más allá de toda mitología, Ana, ¡esto es real! ¡Real! ¿Comprendes?

- Te volviste loco…

- No, te equivocas, por fin comprendo a fondo las mitologías… Heracles, Gilgamés, ellos entraron en contacto con aquello que está fuera de este mundo y que sin embargo, forma parte de él… Ana, trata de comprenderme, Los Titanes, las Gorgonas, llegaron antes que nosotros, pero no son lo que son… ¡Son ellos! ¡Siempre han sido ellos!

- ¿Tratas de decirme que una civilización extraterrestre trajo la civilización al mundo?

- No, no soy Eric von Daniken, ellos no se pueden ver, pero están ahí, te lo repito y muchas veces la raza humana ha querido encontrarlos, apoderarse de sus conocimientos, con fatales consecuencias… Equidna, Tifón… son sus manifestaciones, pero no son lo que son… apenas alcanzan a describirlos… ellos son tan inmensos que la mente humana no alcanza a concebirlos…

- Extraterrestres… ¿eso es todo?

- ¡No! ¡No! Ana María, yo sé que estás molesta conmigo, pero por favor, trata de abrir tu mente… ellos… ellos son este mundo, pero no son de este mundo… ellos son de todos los mundos, ellos no son de ningún mundo, ellos son todos los mundos… ellos son…

- Está bien, Agustín, hasta aquí está bien… yo sé que no estás usando drogas, pero creo que esa extraña literatura que consultaste te afectó severamente. Déjame ayudarte, Agustín, reacciona, quieren expulsarte de la escuela y acusarte de posesión de sustancias ilegales, quieren encarcelarte, Agustín, ¿entiendes? Dame los libros y vamos a otro lado a estudiar, mañana hay examen.

- Los libros se perdieron, Ana… me los comí en un arranque de desesperación… aunque lo intentes no podrás ayudarme, te lo agradezco mucho, pero no hay manera en que me puedas sacar de esto…

- Agustín… eres mi amigo- la chica estaba a punto de romper en llanto- no puedes hacerte esto… empiezo a pensar que solo la muerte te puede liberar… no me hagas pensar así, Agustín, por favor…

- Perdóname, Ana, no pretendo causarte malestar alguno, pero no hay salida, el curso de los eventos ya no puede detenerse y la muerte no ayudaría de nada, pues ellos están detrás de la muerte, ellos no mueren, pero son la muerte, ellos están sobre la muerte, después de la muerte no hay cielo ni infierno, solo ellos…

- Abriste una puerta que no puedes cerrar- dijo Ana con profunda tristeza- siento que voy a perder a un amigo… estudiemos, Agustín, solo te pido eso y que presentes el examen mañana, ¿si?

- Haré lo que pueda.

Los amigos se abrazaron largo rato, desconsolados, sabiendo que quizá pronto no se verían más y se comprometieron a estar juntos hasta el fin. Estudiaron toda la tarde y gran parte de la noche. Al día siguiente presentaron el examen programado para ese día. Agustín se presentó lúcido y bien arreglado, después del examen el director de la escuela lo llamó y le pidió que le explicara por qué había estado mal esos días, Agustín inventó que estaba pasando por un periodo de depresión por la muerte de su abuela y que se estaba reponiendo, que estaba en terapia y cosas por el estilo, el director informó a los demás profesores y lo dejaron en paz con el alboroto del uso de drogas. Los amigos fueron a tomar un helado después de la escuela, los demás días transcurrieron con aparente normalidad, pasaron el fin de semana juntos, pero Agustín tenía una sombra muy pesada sobre sí.

Para el lunes, Ana María llegó a la escuela y se pasó el día esperando a Agustín, lo llamó a su casa un par de veces y nadie le contestó. Nerviosa, salió de la escuela antes que terminaran las clases se dirigió a casa de su amigo, llamó a la puerta con furia y nadie le abrió, entonces empujó la puerta con frenesí hasta que la derribó, encontró la casa tirada, los muebles rotos, papeles revueltos y tirados como si hubiera pasado un tornado, lo único que encontró en su lugar fue un cartel que mostraba un grabado de Gustave Doré, con Lucifer cayendo del cielo. Una lágrima corrió por la mejilla derecha de Ana, ella alargó su brazo y con sumo cuidado despegó el cartel de la pared, lo estrechó y luego miró hacia la pared, en ella estaba escrito un mensaje y decía:

Ana:

El jueves me dijiste que había abierto una puerta que no podía cerrar, te equivocaste… yo soy la puerta…

Ellos escuchan, Ana, te lo dije muchas veces…

Ellos escuchan

Un grito desgarrador se hizo escuchar por todo el fraccionamiento y nunca nadie volvió a saber de Ana o de Agustín…

11 comentarios:

malbicho dijo...

también varios entraron buscando cosas sobre el pene: bolas en el pene, etc... podrías vender viagra -je-

Zeta dijo...

Clap clap clap...

Totalmente fiel al estilo del maestro Lovecraft.

Por otra parte, no te hagas wey Benja... varias de esas búsquedas las has de haber hecho tú.

Mantovanni dijo...

ahhhhhhhhhhh muy bueno eh!!

jota pe dijo...

-- simon mi guen espada, muy bien logrado, co un fianl de cuento, abierto a la imaginacion mas calenturienta, gracias!

Signo de la Espada dijo...

Malbicho: eso fue lo que me llamó más la atención, o sea, qué pedo??

Creo que seguiré tu consejo.

Zeta: Puchas, pues yo creo que le falta un poquito para ser fiel al estilo Lovecraftiano, le imprimí algo de mi cosecha, vaya. Por ahí la llevamos.

De las búsquedas, bueno, si prometes no decir nada, es que estaba buscando hentai de Mai Shuranui para regalártelo.

Mantovanni: Gracias, favor que me haces.

jota pe: No, al contrario, gracias a tí. Qué bueno que gustó.

Mantovanni dijo...

wey que pedo como estas ayer me acorde un buen de ti, bueno,de tu blog porque no te conzco jaja porque estaba viendo priones, me late un buen ese tema! cuidese

Zeta dijo...

SSSSHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!!

Qué van a pensar de mi... jajajajaja

Signo de la Espada dijo...

Mantovanni:
Hey, oye, qué halago. jejeje. Quiero hacer otro post sobre Priones, no más que sí va a tardar un poco. Porque no le dedicas un espacio en tu blog a ese tema? por lo menos de lo que viste en clase. Sería sumamente interesante.

Zeta: chitón, pues, jajajajaja

Memo dijo...

buen relato, lo disfrute mucho gracias por compartirlo

Signo de la Espada dijo...

memo: Hey, hola memo, Bienvenido. Hay más relatos en el archivo, ojalá te puedas dar una vuelta para leerlos.

Tiago dijo...

Por más que hayan miles de cerebros tras el tema no se logra ordenar la información en internet para encontrar lo que uno busco sin antes andar chocándose contra cientos de páginas web que no están más que mínimamente relacionadas.
La otra vez necesitaba información seria sobre una enfermedad de las vacas y no lograba escaparme de todos los blogs de delivery de comida y de formas de cocinar hamburguesas que había.
Indignante.
Saludos

Más y más tajos parecidos

Related Posts with Thumbnails