viernes, 27 de marzo de 2009

Una buena noticia, una mala noticia y... EL HOMBRE LOBO TERÁN: FINAL!!

Qué tal mis estimados lectores, sean todos bienvenidos nuevamente a este su blog, El Signo de La Espada.

La buena noticia y la mala noticia están relacionadas a un hecho en particular:

Esta madre ya está.

Se supone que mi examen profesional a tener lugar en el mes de mayo, pero aun no me dan fecha, he ahí la mala noticia. Resulta ser que se hizo un desgarrate con el pago de los derechos porque no me estaban cobrando un concepto cuya existencia yo desconocía. La doña de control escolar (como siempre) la armó de emoción (yo ni había abierto el hocico y llega y me dice: "y no reclames porque puedes salir perjudicado" HECF) y como siempre el estudiambre (en este caso el egresado) es la paria que todo hace mal y que todo dice mal, casi casi era yo un malviviente porque no estaba pagando lo que de por sí no me estaban cobrando., que insisto, ni siquiera sabía que lo tenía que pagar, porque nunca explican nada, nunca te dicen: a ver, malnacido, vas entregar esto y esto aquí y allá esto y lo otro y vas a pagar esto", uno llega a ciegas a las ventanillas. Joder. Total que el documento que me hace falta para que me asignen fecha de examen me lo entregan mañana a las 12 del día.
Por un lado es una buena noticia
La mala noticia es: yo quería irme a la casa de mis padres hoy en la noche. Oli, Azul María y yo hicimos planes de viajar a Tapachula para celebrar el cumpleaños de mi suegráceo. Y también para celebrar el día del La Espada. Así es, hoy hace 325 años me desenvainaron. Ellas ya se fueron hace un rato. Ahora tengo que esperar a que me entreguen la fecha de mi examen para que me pueda largar tranquilamente a mi pueblo a celebrar mi aniversario.... entre 6 y 7 horas voy a estar valiendo poringa en el autobús. Díganme, qué clase de celebración es esa?
Coño, siempre tiene que pasarme alguna putada en mi cumpleaños. Recuerdo que cuando era estudiambre, siempre tenía exámenes o exposiciones ese día.

Update: entiendo que debido al trabajo de la encargada de control escolar de mi fuckultad, muchas cosas en mi carrera fueron posibles, como por ejemplo, ser reconocido como alumno (aparecer en la lista, pues) puede parecer algo ordinario y pequeño, pero fue de gran utilidad para mí que así fuera durante 10 semestres, y aunque no merezco ser tratado como fui tratado hoy, eso no quita que deba estar agradecido con ella.

Otro Update: MI EXAMEN PROFESIONAL SERÁ EL DÍA 18 DE MAYO A LAS 10:00 AM EL LA FACULTAD DE MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA DE LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE CHIAPAS, RANCHO SAN FRANCISCO CARRETERA TERÁN- EJIDO EMILIANO ZAPATA KM 8, TUXTLA GUTIÉRREZ CHIAPAS, MÉXICO, CONTINENTE AMERICANO, PLANETA TIERRA, SISTEMA PLANETARIO SOLAR, VÍA LÁCTEA.

A WEBSITE!!

Ya basta de quejas, ahora, a lo mero chingón del post....

EL HOMBRE LOBO DE TERÁN
FINAL

El Hombre Lobo se sacudió con una fuerza descomunal hasta que arrojó a Hernán al suelo, este cayó sobre su hombro izquierdo y se lastimó. Era tan intensa la sacudida emocional de luchar contra la bestia que no se dio cuenta de su lesión. Se levantó y vio a la bestia dirigiéndose hacia él, lo miró con furia hasta que se percató de los ojos de la bestia, eran unas cuencas vacías en donde habitaba la más profunda oscuridad. Hernán se dejó hipnotizar por ese vacío y bajó la guardia. Cuando despertó tenía a la bestia encima echándole su pestilente vaho en la cara. Trataba desesperadamente de dominar las zarpas del monstruo cuando una fuerza lo liberó levantando al Hombre Lobo de Terán como si una grúa lo sujetara y lo lanzara lejos.

……………………………………………………………………………….

La nariz de Dalia se llenó con el hedor del Hombre Lobo y era tan grande la irritación que se le cerraron los ojos. Sintió una presión inmensamente dolora en las sienes y cayó al suelo. Sus brazos y piernas se sacudían descontroladamente y su cara se contrajo en una horrible mueca de dolor e ira. Comenzó a tener una extraña sensación en el estómago y en los oídos, sentía un zumbido que parecía nacer entre el paladar y la nuca. Las sensaciones se intensificaron y las violentas contracciones de sus músculos la pusieron de pie casi sin que lo deseara. Su cuerpo se sacudía salvajemente y abrió los ojos. En un principio, la luz le lastimaba la vista y pronto veía las cosas con un color distorsionado. Rojo, como si las cosas se hubieran teñido de sangre. Sentía que su cuerpo no era el mismo. Se vio las manos y las encontró cubiertas de espinas y escamas, sentía que le crecían. Su sentido del olfato se vigorizó, así como su oído. En cuanto vio a la bestia se lanzó sobre ella con una furia desmesurada y rodeó el cuello del monstruo con la cadena que llevaba para amarrar a su perro. En ese momento no lo recordó, de hecho sentía que la cadena era parte de su cuerpo. No tardó ni un segundo en arrancar al Hombre Lobo del suelo y lo lanzó tres metros.

Eric no podía entenderse así mismo, era lo peor que le podía pasar. Su más grande deseo en ese momento era fotografiar al Hombre Lobo de Terán a como diera lugar, pero sus manos no le respondían. Al intentar sacar su cámara del estuche se le cayó varias veces. Sus ojos no podían apartarse de la figura horrenda y colosal del monstruo, tan intensa era la atracción que esa imagen monstruosa a su vista que no se percató de la caída de Hernán ni supo de la reacción de Dalia.

Por su parte Beth no salía de su ensimismamiento. Trató incesantemente de encender un cigarrillo, pero al intentar sacarlos de la cajetilla los aplastaba o se le caían al suelo. Estaba llorando la muerte de su amiga y estaba orando para que sus amigos mataran al monstruo.

El Hombre Lobo de Terán se levantó lentamente del suelo y dirigió las vacías cuencas de sus ojos hacia Dalia. Ella le devolvió la mirada y ambos rugieron salvajemente, casi de forma inhumana. Tan solo se pusieron uno frente al otro tres segundos, pero esos breves segundos parecían horas, largas horas sus miradas pronunciaban extensos juramentos de matar al contrario. Tras esos eternos segundos el hombre lobo se lanzó contra Dalia, la tomó del cuello y la elevó. Hernán se levantó como resorte y corrió a donde estaba el monstruo. Dudó de su capacidad para atacarlo, era obvio que la bestia era mucho más fuerte que él y temió que su ataque no sirviera para nada. Era impetuoso, Hernán lo sabía y ese no era momento para dudar de sí, si en algún momento tenía que ser impulsivo era exactamente ahí. Corrió con toda su fuerza y proyectó todo su cuerpo hacia delante conectando un golpe con el codo derecho en el vientre del Hombre Lobo, con ello logró que soltara a Dalia. Hernán se levantó del suelo y se dispuso a enfrentar a la bestia otra vez. La bestia lo miró y Hernán estaba a punto de sucumbir ante el encantamiento aturdidor de los ojos vacíos de la bestia cuando Dalia saltó encima de él y de la bestia. El hombre lobo giró y conectó un manazo en el costado izquierdo de Dalia, proyectándola dos metros hacia atrás. Hernán aprovechó y saltó sobre la bestia golpeándola en medio de los ojos con ambas manos y luego intentó golpearla en el estómago, pero la bestia lo sujetó del cuello. Hernán sentía que la manzana de Adán se deshacía en la zarpa del monstruo, intentaba golpear con una brutal insistencia las muñecas del Hombre Lobo para que lo soltara. Trataba frenéticamente de patear la mandíbula del monstruo, pero todos sus intentos eran en vano y a cada segundo sus ímpetus disminuían. Poco a poco la vista se le oscurecía, Hernán contemplaba resignándose como su campo visual disminuía a medida que se asfixiaba cuando una enorme roca golpeó la cabeza del Hombre Lobo quien cayó inconciente al suelo junto con Hernán.

……………………………………………………………………………….

Mientras estaba tirada en el suelo Dalia sentía que la mandíbula se le derretía, pero solo se trataba de saliva escurriéndole. No podía parar el salvaje temblor de sus manos y sentía que gusanos de fuego le comían la piel del brazo, pero era solo su sudor. Su vista seguía teñida de escarlata y cada vez era más borrosa. Al ver a Hernán suspendido en el aire por la fuerza del Hombre Lobo, Dalia se enfureció de nuevo y no dudó en lanzarle lo que creyó que era la cara del sol, una roca, al monstruo para matarlo y pudo ver como su amigo y el monstruo caían lentamente al suelo.

Hernán vio como su amiga se le acercaba amenazadoramente, empezó a tambalearse y cayó al suelo. Hernán trató de levantarse, pero estaba bajo el aplastante peso del Hombre Lobo de Terán y no quería tocarlo con las manos desnudas, porque no quería que le pasara lo mismo que a Dalia. Tardó en levantarse e ir en auxilio de su amiga. La levantó del suelo un tanto temeroso de que lo atacara, pero estaba inconciente. Pasaron varios minutos antes de que ella despertara. No recordaba que hacía en Rectoría a esas horas y se espantó al ver el cadáver de su perro y a una bestia tirada en el suelo entre Rectoría y el Auditorio. Contemplaron al Hombre Lobo de Terán por más de media hora esperando a que despertara, ninguno se atrevía a acercarse a ver si estaba vivo o muerto. Dalia ya tenía una idea del estado del Hombre Lobo y no le hacía sentirse muy bien. Beth tenía esperanzas de que estuviera muerto. Eric estaba fuera de sí, después de haber pasado por varios ataques de pánico se puso eufórico. Ya no quería fotografiar al monstruo ni publicar las fotos. Las imágenes que pasaron frente a sus ojos eran tan valiosas que quería conservarlas para sí en su memoria, pero pronto cambiaría de opinión.

Hernán avanzó cautelosamente hacia donde estaba el Hombre Lobo. Se agachó y tomó la cabeza de la bestia entre sus manos, la levantó y sintió que se desprendía del cuerpo. Tiró fuertemente de la piel y encontró que la piel se despegaba del cuerpo. Ya se había manchado de sangre y se manchó de nuevo, removió la piel de lobo y encontró el cuerpo de un muchacho. Era Robert Finnigan, estaba muerto.

El Hombre Lobo era un Ulfhednar un soldado con piel de lobo en los ejércitos escandinavos. Eran parecidos a los Berserkers excepto que estos vestían pieles de oso, bajo la influencia de hongos o bayas alucinógenas. En este caso, Robert Finnigan utilizó ungüento de Belladona y quizá mandrágora. Por eso Robert apareció detrás del apiario el día que Hernán se estaba robando a la mejor reina. Fue a cosechar la belladona, seguramente la habría traído de Europa y encontró que los suelos de la colonia Alianza eran propicios para su crecimiento. Cuando Dalia tocó el pecho de Finnigan, que estaba untado con una especie de pomada a base de esas plantas alucinógenas, al mismo tiempo que ese olor entró en su nariz, las sustancias psicoactivas entraron por su piel y mucosas, haciendo efecto de inmediato.

A las seis de la mañana, tras dejar a Dalia, Beth y Eric en sus respectivas casas, Hernán compró un vaso de arroz con leche en el mercado y lo sorbía lentamente en su auto. Se preocupaba porque había dejado huellas de neumático y sus huellas digitales en la piel del lobo. Dejaron el cuerpo para que la policía lo examinara. Temía que encontraran sus huellas y lo inculparan, pero pronto se olvidó de eso. Al verse en el espejo lateral de su auto, notó unas marcas en su cuello, en ese momento su mayor preocupación era explicarle a Mónica cómo se las hizo.

................................................................................................................................................................


Una vez más gracias por acompañarme es este blog y gracias a todos por sus comentario. Voy a dejar a mi bebé (mi lap) en descanso hasta el lunes, en una de esas, hasta el martes, no lo sé con seguridad. Nos veremos entonces hasta la próxima semana. A los que beban, tómense unas a mi salud, si acaso se les cruza una en el camino. Por cierto, ya corregí la secuencia de los fragmentos del cuento, gracias a Zeta por señalarlo :P, saludos a todos.

15 comentarios:

jota pe dijo...

-- felicitations espada! por tu tesis, por tu diablo: happy berdey espadaaaaa, japi birthdaaaayyy tuuu yoouuuuuu! oralex, invito las chelodias bien paletas, gueno de esas ciberespaciales, y del final del cuento que maniana te cuento porque me muero de suenio y casi ni puedo leer! see ya manianita y de nuevo felicidades mi guen!

Yo misma dijo...

Pues felicidades, y lo siento!!!

lavega dijo...

Felicitaciones!! ... y donde se prodigaran en exceso las correspondientes chelas??

Signo de la Espada dijo...

jota pe: Hombre, gracias, gracias. Lee el cuento con calma, nos vemos.

Tú misma:
Hola, qué milagro :P
Gracias por la felicitación y la simpatía con mi causa :P
Pero ya tengo fecha de examen (por fin) así que ya no hay qué lamentar. Gracias.

lavega:
Gracias, con respecto a las muertas, pues no sé, ya veremos, no creo que me dejen beber en el bus.

Un abrazo a todos

Pocoyo dijo...

ya llegué!

jejeje
muchas gracias por preocuparte por mí
me haces sentir necesitada.

no es mame

he estado mas tranquilona por eso.

Gracias!

Ministry of Silly Walks dijo...

Felicidades! Qué chido que ya te vayas a titular.
Y qué chido tu cumple y todo todo.
Un saludo, pásala bien de weekend.

Educavent dijo...

Estaremos contigo el 18 de mayo.
Te deseamos el mejor de los éxitos

[MnS] dijo...

Me gustó tu final. La última oración fue genial.

Ojalá se lo hayan cacheteado por esas marcas xD

JeJe


Y pues, suerte en tu examen!
;)

[MnS] dijo...

Cuando estaba en la primaria era en vacaciones de semana santa y era horrible porque casi nadie del salón me felicitaba xD.

Después me vine a vivir a Ags, y aqí no tenemos vacaciones de semana santa :P ... ahora mi cumpleaños cae en temporada de examenes ¬¬ .

Estoy salada.
Je.

malbicho dijo...

yo siempre me consentí en mi cumpleaños, no iba a la escuela (bueno, cae en vacaciones de verano, pero siempre estaba en algún cursillo), no iba a trabajar (con excepción de un día que era un evento muy importante), no levanto ni mi platos de la mesa y me preparo mi comida favorita -je-

"oyes", me sentí bien orgullosa al ver la portada de tu tesis, yo nunca he acabado nada en mi inútil vida, sólo me queda imaginarme qué se siente tener un logro así

y déjame mandarte un abrazo fuerte, mi espada (con el permiso de tu domadora, claro está!), perdona el retraso (tarde, pero a tiempo -je-), espero que todo el fin de semana haya sido de festejos

dame chance para leer bien tu cuento, orita ya me están arrebatando la compu

Signo de la Espada dijo...

pocoyó:
me da gusto saber eso. Que estés muy bien.

MSW: Gracias, gracias Ministry, que bueno que ahora no te dieron miedo mis historias de mi titulación ;P saludos.

educavent:
muchas gracias, Maestro, se agradece el apoyo.

Monse: gracias. A veces hay que pensar en el cumpleaños como un día cualquiera, lo malo es que ya van como dos o tres años que se me olvida mi propio cumple :P

Y si quieres saber si se lo cachetearon o no, descúbrelo en la próxima aventura de Hernán Santos que postearé pronto en el blog.

Malbi:

Hey, gracias, la verdad es que esto es lo primero (o más bien lo segundo) que termino en mi inútil vida, así que sí se siente bien padre y más aun saber que le causa orgullo a otros, muchas gracias.

Tómate tu tiempo para leer el cuento, no haaaaay problema.

Y por el abrazo, es bien recibido, gracias ;)

Zeta dijo...

AAAHHH que final, caray...

Ahora me la dejas dificil, el segundo relato que ponga debe ser mejor que el anterior.

Y un chingo de suerte en tu examen mi Benja, ya por fin serás todo un Zootecnico. Te mando un cartón de Ceronos a tu salud...

Signo de la Espada dijo...

Zeta:
Qué bueno que te gustó, Zeta. Y gracias por las ceronos, jejeje

saludos, cuídate

tazy dijo...

atrasadísimo pero FELICITEICHON A TIIIIIIIIIIIIIFELICITEICHON A TIIIIIIIIIIIII

Signo de la Espada dijo...

Tazy: gracias, gracias, Tazy. Qué feliz estoy de que te des una vuelta por acá.

Gracias por la fecilitación

Más y más tajos parecidos

Related Posts with Thumbnails