jueves, 19 de noviembre de 2009

Hace diez años más o menos…

Hace diez años más o menos entré a la prepa. Jamás estudié o repasé un solo renglón para mi examen de admisión. Para mí fue una gran emoción, porque aunque no me puse a estudiar, estuve meditando durante al menos dos horas al día y pasé la noche en vela antes de mi examen, concentrando la fuerza de mi interior. Me sentía tranquilo, en orden, en balance. Y me apena un poco decirlo así, pero creo que fue la última vez que fui capaz de usar toda mi fuerza interior.

Al terminar la secundaria no consideré que estaba de vacaciones. no iba a estarlo hasta que no estuviera inscrito en la preparatoria. Lo logré, me asignaron en el grupo A en el turno matutino.

Llegué muy temprano ese día. Me sentí un poco extraño, pues después de haber estado acostumbrado a entrar a la escuela a la dos de la tarde durante 3 años, entrar a las siete de la mañana no me resultaba tan fácil en un principio. Recuerdo que vi mi escuela desde la esquina contraria.Vi esa mole de acero y concreto, con ese color azul celeste que me invitaba a entrar, pero al mismo tiempo me planteaba un gran reto, que no una amenaza.

Llevaba en el alma una nueva actitud, no podía permitirme ser igual de güevón que en la secundaria. Lo había prometido: no sería irresponsable y no importando quién impartiera las materias, si me interesaba la asignatura me empeñaría lo más posible por aprender y obtener una nota acorde con lo que aprendiera. Esa era mi promesa.

Respiré profundo frente a la entrada, estaba contento, satisfecho, pero empezaba a sentir un poco de incertidumbre y entonces, al poner el primer pie dentro de la escuela, esto es lo que comenzó a sonar en mi cabeza

Desde los primeros golpes a la batería sentí que se me inflamó la fuerza interior y se me hizo la carne de gallina con los primeros acordes de guitarra y se intensificó esa respuesta con el “Free as a bird”, la sensación era tan intensa que sentía que mi paso se ralentizaba y sentía como si caminara en la Luna mientras me dirigía a mi salón. Ya en el aula, no tuvimos la primera clase, el profesor no llegó y recuerdo que era un día húmedo y casi todos empezamos a moquear. Nadie hablaba y lo único que podía escuchar era el ruido de varias narices jalando los mocos que se escurrían de ellas.

Ese día estaba muy contento porque me reencontré con algunos compañeros de la secundaria y con casi todos mis compañeros de la primaria. Mi banda de la secundaria no estaba conmigo, ni uno solo, todos estaban o en otro turno o en otras escuelas.

Mientras saludaba y abrazaba a los amigos a quienes dejé de ver por un largo rato, la canción seguía sonando en mi cabeza, una y otra vez. Estaba casi extasiado y la canción se convirtió en mi himno de batalla, por lo menos durante ese semestre.

A la fecha estoy en planes de ingresar en otra aventura académica, pero me está tomando más tiempo de lo que yo creía, más tiempo de lo que yo quisiera, pero supongo que debo tomármelo con calma. Ahora tengo la oportunidad de ser más flexible conmigo mismo y seguir mi propio ritmo.

Aunque por otro lado siento que quizás deba volver a hacer uso de toda mi fuerza interior, cosa que no hice cuando ingresé a la universidad, ni cuando presenté mi examen profesional, en la primera porque no quise y en la segunda porque no pude. Quizá tenga que hacer acopio de toda mi fuerza y valor como hice hace diez años.

Y quizá llegue el día en el que esté escribiendo una entrada muy similar a esta dentro de diez años, más o menos. No sé si mi canción será la misma, no sé cual será mi himno de batalla en mi nueva gesta académica, pero estoy seguro que habrá un soundtrack para eso, al igual que hace diez años, más o menos….

8 comentarios:

PaHeSol dijo...

Yo tampoco estudie XD jajajaja

ulysses dijo...

ya conteste su invitación en mi blog, gracias por la consideración xD

Alnilam ريداي dijo...

mmm en realidad creo que si decides escribir algo como esto en 10 años, no serás el mismo, definitivamente... cualquier cosa que decidas hacer, suerte!

Ministry of Silly Walks dijo...

Wow! Qué memoria para recordar los detalles de tu primer día en la prepa!
Yo he preferido bloquear ese día de mi cabeza.

Muy emocionante a esta edad enfrentarte a retos académicos.

Pancha Pantera dijo...

buenas madrugadas Ben!

1. Que buenísima canción

2. Yo no recuerdo como fue exactamente mi PRIMER "primer día" en la prepa... y eso que fue apenas hace 3 años jejeje

3. suerte y buenas vibras para con ese nuevo proyecto académico!

4. puedo hacer trampa con el pangolín?? jiji

Mayricienta dijo...

No cabe duda que la música transporta y mueve al mundo!!

Mientras leía lo que escribiste te imaginé, pero con la ayuda de la música casi casi estaba junto a ti en tu primer día de clases preparatorianas!!
Sabes que precisamente esa fue mi peor etapa como estudiambre. Me tomé las cosas muy a ala ligera y cuando entré a la universidad fue un bajón intensísimo!

Espero que sigas adelante con tu proyecto, estudiar y sobretodo aprender es de las mejores cosas de la vida si lo sabemos aprovechar.

Un gran abrazo, maestro!!!

Zed dijo...

Cuando entré al IPN, mi forma de "preparame" fue escuchar jazz diariamente, jugar StarCraft como un vicioso (48 horas SEGUIDAS) y tomas mucho pero mucho té de canela.

Y sin esfuerzo alguno, quedé en el turno que quería en la escuela que quería... pero se lo atribuyo a que en el examen contesté lo que sabía y lo que no, no lo traté ni siquiera de intentar contestar. Hubiera sido engañarme.

El Signo de La Espada dijo...

PaHeSol:
Jajajaja, esa es mi hermana!

Ulysses:
Sí, ya la fui a ver, gracias por seguir el juego y disculpa la molestia, no sabía que no te gustaban los memes.

Alnilam:
Espero poder escribir algo así en diez años, no creo cambiar para mal.

Muchas gracias.

Ministry:
Mi memoria es extraña, no me acuerdo qué desayuné ayer, pero cuando se trata de cosas que pasaron hace un chingo, lo recuerdo muy bien.

Parece que sí es emocionante, si dentro de la deifinición de emocionante incluye la pérdida de control de esfínteres, jejeje :S

Pancha Pantera:
1. gracias, es de mis favoritas.
2.Seguramente lo recuerdas, pero no lo deseas jejejeje
3. Cool!, muchas gracias
4. No, de ninguna manera. Tómate tu tiempo y envíaselo a cuantas personas puedas, aunque no sean trece. Pero que seas TRECE ideas bien absurdas.

saludos.

Mayricienta:
Ah, pues la verdad es que esa etapa fue bien rara: los primeros tres semestres fui taaaan feliz, porque me iba bien, pero el esfuerzo no me dolía. Luego en 4° empezaron los problemas. En quinto y sexto sentía que era como si una jauría de perros estuvieran persiguiéndome, cada vez más cerca de alcanzarme y morderme. Por poco y no acabo la prepa en 6 semestres. Pero aun así, la intensidad de las cosas que viví en aquel entoces... me cuesta compararlas con las de la uni. Pero eso sí, fueron mil veces mejor que la secun.

Gracias.

Zed:

A huevo!! de una forma muy similar me preparé yo para mi examen en la unach jajajaja y quedé básicamente por las mismas razones

Más y más tajos parecidos

Related Posts with Thumbnails