domingo, 13 de septiembre de 2009

Recuerdos fugaces del Signo de La Espada

Chamaaaaaaaaaaacos, quieren que les cuente un cuentooooooooo??

No? Pues qué bueno, porque ahora no he escrito nada que valga la pena.

Por eso es que vengo a dejarles unos cuantos recuerdos fugaces, Espadachín Style o estilo swordman, como prefieran.

1. en algún momento de 1999.

Cuando estaba en la secun, solía ir con mis camaradas a nadar a un balneario que se encuentra en las afueras de la ciudad. Por extraños motivos, siempre me sucedía algo en ese balneario, siempre me lesionaba ligeramente: o me golpeaba, o me cortaba o me resbalaba y cosas de ese tipo. Total que un día íbamos nada más el Caba y yo. Cuando nos estábamos yendo, íbamos a cruzar la carretera para tomar un guajolojet de los que van de Cacahoatan a Tapachula. Le hicimos la parada a uno de esos y entonces corrimos para cruzar, pero la carretera tenía grava suelta y me resbalé y todavía avancé a causa de la inercia, el caso es que parecía que me hubiera “barrido” y el Caba se empezó a reír y me dijo: “¡SAFE!”

Pero fue la última vez que me pasó algo en ese balneario.

2. Un noche a principios de 2002.

Érase que se era uno de esos días en los que asistía al curso taller de análisis clínicos que llevaba en la prepa por las tardes. Al salir de ahí nos fuimos a echar relajo el Monteinsanos, el Calcáneo, el Caba y yo. En una de esas, en la entrada de la prepa, encontramos a Elesban (el Zombie) en acción pobreperrezca (es decir, ligando sin éxito aparente) y el chigaquedito del Calcáneo se le acercó a hablarle al Zombie y le dijo:

“Elesbian”

Y el Zombie no lo peló y le dijo: “Elesbiano”. La chava que era el objeto de los afectos de mi amigo Elesbian se dio cuenta e hizo un colosal esfuerzo por no cagarse de la risa. Pero el Calcáneo no se dio cuenta (o si se dio cuenta le valió madre) que el buen Zombinho estaba en actividades ligatorias. El pinche Elesban se estaba riendo, pero sus ojos decían: “te voy a hacer cagada el hocico, hijo de la reverga”. De manera que me vi en la penosa necesidad de informarle al Calcáneo y ahí paro la cosa, pero desde ese día mi cuate es llamado, entre otras cosas, ELESBIANO. Verdad, cuate?

3. Varias mañanas de 1999 (este recuerdo fugaz se lo debemos un comentario de Moka Mola)

En aquel entonces tenía algunos problemas con la física y con las matemáticas. Cuando me quedaba dormido en las tardes, solía soñar con lo que había estudiado en química. Pero sucedía que en las noches soñaba que resolvía problemas de física y de matemáticas. Muchos de ellos, que había visto en clase o en los libros y ya cuando estaba a punto de llevar a la respuesta PLAF!! mi hermano David me despertaba.

Carajo, llegó a ser tan constante, que lo soñaba DIARIO y DIARIO me despertaba ese cabrón justo antes de llegar a la respuesta. Me acuerdo que un día se encabronó conmigo porque el llegó a despertarme y me emputé y le jalé la sábana porque me la quería quitar con tal de despertarme.

4. Alguna espléndida tarde de 1996.

Teníamos la clase de biología y el tema era la evolución de las especies.Inicié y lo primero que tenía que decir era: “los seres vivos se originaron” y lo que yo dije fue: “Los seres vivos se orinaron”

Ya se imaginaran el ataque de risa que nos dio a todos.

5. Alguna tarde sabatina de 1997/ Una soleada tarde de 1998.

En aquel entonces, mi padre y mi hermano David sostenían largos duelos de albures y algo se me pegó de eso. Además, agréguenle que el Caba y yo nos íbamos albureando todo el camino de su casa a la escuela.

La profe de biología nos dejó de tarea la construcción de un ecosistema acuático, es decir, una pecera. En realidad, yo pude haberle llevado agua puerca con un poco de lodo y pasto y decir que era un ecosistema acuático: tenía protozoarios, huevecillos de helmitos, uno que otro ixódido, hongos, bacterias… un ecosistema completo, preo no era tan hijo del monzón en aquel entonces.

La hermana de la maestra de biología daba clases de inglés, pero no le daba a mi grupo y le ayudaba a la maestra de biología y a su hijo a atender un acuario. Ella me dio un par de peces neón y me preguntó: “¿un alga?” y yo le dije: “sí, deme una” y como a los dos segundos me cayó el veinte de que la había albureado sin querer.

Sucedió que en segundo de secundaria, la maestra de inglés era la hermana de la maestra de biología. Por extraños motivos, yo era el jefe de grupo y un día me dijo la maestra: “Señor jefe de grupoooo, venga para acáaa” Y va el Ben a ver la lista: todos estábamos reprobados, hasta la más aplicada del salón tenía como 4 o 3.8 algo así… El caso es que la maestra me dijo: “¿Cómo lo ve? ¿Está duro, verdad?” “Sí” dice el wey y la maestra me dijo: “Vaya a sentarse” y allá va su pendejo y a medio camino me cae el veinte: “Ta’ madre, me albureó”. Era justo, ni pedo.

6. Una veraniega y lluviosa tarde de 1994.

Estaba en el catecismo (sí señores, aunque no lo crean fui al catecismo) en la parroquia del santo patrono de mi amigo César Caba, es decir, San Martín de Porres. Usualmente, “las clases” eran en el patio, pero como estaba lloviendo a cántaros, nos metieron a la iglesia. Había unos chavales, un tanto mayores que yo en aquel entonces, con los que tenía ciertos turbulentos desacuerdos, que eventualmente terminaron en un puñetazo a traición sobre mi rostro. El caso es que esos cabrones estaban jugando fucho en el patio y con el que tenía pedos celebró un gol, que a mi gusto era equivalente a un poste, porque el balón pasó por arriba del ladrillo que limitaba la porquería portería. El caso es que yo de metiche, parado en la puerta de la iglesia le señalé que no era gol y el güey me dijo: “tú cállate, tú que sabes, pendejo” y mi respuesta fue un extenso y prolongado Brass d’ honneur, bajo la sorprendida, entre indignada y divertida, mirada de mi instructora del catecismo, una chica preciosa de 14 años (yo tenía diez) que me mandó a rezar como 30 padresnuestros por mentarle la madre a ese cabrón dentro de una iglesia.

Ya desde entonces era tan cabrón como para mentarle la madre a alguien dentro de una iglesia, carajo.

Espero que se hallan divertido. Hasta pronto.

10 comentarios:

ChikaPrax dijo...

Me agradan tus recuerdos cuando eras estudiante jajajaaja me dieron un monton de risa, es que uno se acuerda de cada cosa jajaaja si hiceramos un recuentro de todas aquellas veces hariamos un libro divertidisimo jajajaja yo cuando estudiaba en la normal tambien soñaba que daba clases y que todos mis alumnos me atacaban jajaja creo que yo si queria despertar jajaja

Mantovanni dijo...

esa es ben!!!!!!!!! recuerdos fugaces!!! jajajaja mentarsela a un sujeto dentro de una iglesia, no tienes verguenza jajajaja, y tu maestra te la aplico bien chida jajajaja. abrazos signo!!

lavega dijo...

No pues si digo yo que los mas cabrones recalcitrantes, quejosos, inadaptados e incomprendidos pasamos por el catecismo, a wi wi!, como no ser tan hijitos de una tia (ya saben, por no tener madre) leyendo historias de infiernos humeante y calurosos, cortesia divina de nuestro vesanico, iracundo, vengativo todo poderoso senior de los cielos (no el narco, el poderoso de a deveritas) en pleno desarrollo infantil.

Gracias diosito por hacerme tan ateo!

Zed dijo...

:( que triste, el balneario mas cercano de mi escuela era la alberca olímpica, que hace parecer a un pantano de Mississippi como un lugar sano.

MAYRICIENTA dijo...

Que risa lo del Elesbiano, jajajaja!! Y cuando dijiste lo de los animales se orinaron, jajaja.
Recuerdo una vez que en clase de Horticultura un profesor nos pregunto que como les llamaban a las Nochebuenas en USA y yo sin más ni más contesté con voz chillona “Good Night profe” y todo el mundo se rió!! El nombre era Poinsetias, jeje.

[MnS] dijo...

No es justo, lo que más risa me dio fue lo de tu amigo el lesbiano. Debiste haber escrito algo más gacioso (tuyo).

PaHeSol dijo...

XD pobre de ti, 30 padres nuestros.
Que el Cthulhu este contigo XD
jajajajajajajajajajajajaja XD

El Signo de La Espada dijo...

ChikaPrax:
Es terrible soñar que una multitud te ataca, pero en fin, creo que es natural. Qué bueno que te divirtieron mis recuerdos.

Manto:
No, afortunadamente se me ha ido quitando la vergüenza poco a poco. NO es algo muy sano eso de tener vergüenza. Si tuviera vergüenza no habría contado que me la aplicaron bien chido, pero me la merecía por güey.

lavega:
awancha awancha, yo no soy quejoso, yo soy jodón. Yo no soy incomprendido, soy yo el que no comprende lo que me rodea. Pero es verdad que el catecismo sirvió para alejarme de la iglesia y de su hipocresía.

Zed:

Oh, rayos! El chiste era divertir. Es una verdadera lástima que el detritus no tenga balnearios chidos cercanos.Todo por vaciar el lago de Texcoco.

Mayricienta:
Good night profe, ajaaajaja, ya me imagino :P

No sabía como les decían a las noches buenas allá. Se oye bonito.

MnS:
Pues te equivocas, porque aunque jodieron a mi cuate, se trata de algo mío, precisamente porque es mi cuate.

Pahesol:

Y con su espíritu XDD

Jose de la Cruz (Serjikl) dijo...

El recuerdo del balneario me trajo recuerdos (valga la reabundancia xD) sobre mi etapa en la prepra jajajaja
un saludo y me leeras mas seguido x aqui, por cierto excelente blog

El Signo de La Espada dijo...

José de la Cruz:
Bienvenido, bienvenido a este cuchitril, disculpa que no te contestara antes. Gracias y hasta pronto.

Más y más tajos parecidos

Related Posts with Thumbnails